Adiós maestro Ennio Morricone

Ennio Morricone dirigiendo

El pasado 6 de julio, el reconocido compositor de música para cine Ennio Morricone falleció a los 91 años en Roma, la que fue también su ciudad natal.

Son más de 500 bandas sonoras compuestas para cine y televisión el legado de este compositor italiano que estuvo activo desde 1946.

Trabajó junto a algunos de los más reconocidos directores

Aunque nunca aprendió inglés, y tampoco se mudó a Estados Unidos, Ennio Morricone trabajó con algunos de los directores más importantes del séptimo arte.

En los años sesenta compuso la música para las películas de su amigo Sergio Leone en la que se destaca la banda sonora de «El Bueno, el feo y el malo», un western de 1966.

Dos décadas más tarde la relación entre Morricone y Leone seguía produciendo grandes obras maestras del cine como «Érase una vez en américa» de 1984 que es uno de sus más destacados trabajos con el que ganó su segundo el premio BAFTA a la mejor música original y obtuvo una nominación al globo de oro.

Fue durante la década de los ochenta que empezó a ser llamado por directores de distintos países para que trabajara junto a ellos. En 1986 compondría la banda sonora de la película «La Misión», dirigida por Roland Joffé, con la que obtendría su primer globo de oro y su tercer BAFTA. De esta película sobresale la pieza “Gabriel’s Oboe”, su tema principal, que en la actualidad es incluida en conciertos como una pieza importante en el repertorio orquestal.

En 1987 compuso la banda sonora de la película “Los intocables de Elliot Ness” dirigida por el reconocido director estadounidense Brian de Palma y un año más tarde, nuevamente con un director italiano, esta vez su amigo incondicional Giuseppe Tornatore, para quien compuso la música de «Cinema Paradiso», película que ganó el Premio de la Academia a mejor película extranjera y que le significó a Ennio Morricone su quinto premio BAFTA.

Crear bandas sonoras, la obsesión de Ennio Morricone

La creación de una obra musical, en este caso de una banda sonora, es un proceso creativo que demanda de mucho tiempo por parte del compositor para poder plasmar en sonido lo que se está viendo en pantalla en la que se deben componer una cantidad de piezas que suman en total, en la mayoría de los casos, más de una hora de música.

Ennio Morricone, que dedicó toda su vida a la composición de obras maestras para el cine y la televisión, llegó a crear 22 bandas sonoras en solo un año (1969) y mantuvo un mínimo de 2 nuevas bandas sonoras en un periodo de 49 años, desde 1962 hasta el año 2011.

En el 2006, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas que organiza anualmente los Premios de la Academia, le entregó un Oscar honorífico a Ennio Morricone “por sus magníficas y multifacéticas contribuciones al arte de la música de cine” logrando su primera estatuilla, pero no la última.

Ennio Morricone

Los ocho más odiados de Quentin Tarantino

Son muchas las opiniones que se tienen de la película de 2015 del director, productor, guionista, editor y actor estadounidense, que es además uno de mis favoritos, pero su banda sonora es una de las tantas obras maestras de Morricone en la que fue su única colaboración con el director de “Bastardos sin Gloria” y “Érase una vez en Hollywood”, entre otras.

En 2016 Ennio Morricone arrasó en los premios más importantes de Estados Unidos ganando así su tercer globo de oro, su sexto BAFTA y su primer Premio de la Academia a la Mejor Banda Sonora, siendo el ganador más longevo en esta categoría en toda la historia de los Oscar, tenía 87 años.

Este mismo año sería el último en actividad para el compositor italiano. La banda sonora para la película “La Corrispondenza” de Giuseppe Tornatore y la postproducción de la música del documental “Voyage of time” del director Terrence Malik pondrían cierre a la carrera de Morricone como compositor.

“Yo, Ennio Morricone, he muerto”

Así empieza la emotiva carta que el compositor dejó a su abogado y que fue mostrada el día de su muerte. Titulada como “Obituario escrito por Papá” es su despedida a sus amigos y familiares más queridos.

Carta Ennio Morricone

“Yo, Ennio Morricone, he muerto.

Lo anuncio así a todos los amigos que siempre me fueron cercanos y también a esos un poco lejanos que despido con gran afecto. Es imposible nombrarlos a todos.

Pero un recuerdo especial es para Peppuccio y Roberta, amigos fraternales muy presentes en los últimos años de nuestra vida.

Solo hay una razón que me impulsa a saludar así a todos y a celebrar un funeral en privado: no quiero molestar.

Saludo con mucho afecto a Inés, Laura, Sara, Enzo y Norbert, por haber compartido conmigo y mi familia gran parte de mi vida.

Quiero recordar con amor a mis hermanas Adriana, María, Franca y a sus seres queridos y hacerles saber cuánto los he amado.

Un saludo pleno, intenso y profundo a mis hijos Marco, Alessandra, Andrea, Giovanni, a mi nuera Mónica y a mis nietos Francesca, Valentina, Francesco y Luca.

Espero que entiendan cuánto los amaba.

Por último, María (pero no última). A ella renuevo el amor extraordinario que nos ha mantenido juntos y que lamento abandonar.

Para ella es mi más doloroso adiós”.

El pasado 6 de julio, tras sufrir complicaciones provocadas por una caída que le fracturó el fémur, Ennio Morricone murió dejando en el recuerdo de todos aquellos que hemos escuchado su música creaciones tan variadas y sublimes que le otorgan un lugar entre los compositores más grandes del siglo XX y comienzos del siglo XXI.

Addio Enio Morricone, e grazie per tutta la musica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *