aDiós, Maradona

Maradona con la Copa del Mundo

25/11/2020, la fecha en se le dice adiós a Diego Armando Maradona, un futbolista que no ha sido inspiración solo en el deporte, también en las artes.

Maradona y el cine

En 2008, el director y músico serbio Emir Kusturica estrenó el documental “Maradona by Kusturica”, basado en la vida del futbolista argentino que murió de un paro cardiorrespiratorio a sus 60 años, pocos días después de haber salido de la clínica tras ser operado de un hematoma subdural. En esta película se muestra su infancia, su carrera y sus problemas con las drogas. Personajes como Fidel Castro, Evo Morales y Hugo Chávez aparecen también en este largometraje de 90 minutos que está disponible en YouTube.

El director inglés Asif Kapadia hizo en 2019 un documental titulado “Diego Maradona” en el que se cuenta la historia de la llegada del astro argentino al Napoli, equipo del sur de Italia, hecho que cambió para siempre la vida de los habitantes de esta ciudad que, tras conocer la noticia de su fallecimiento, salieron a las calles para rendirle homenaje a un ídolo que ganó con este equipo dos ligas nacionales, una copa Italia, recopa italiana y una copa de la UEFA.

Diego Maradona, Asif Kapadia

Maradona y la música

En Argentina artistas como Andrés Calamaro (Maradona), Charly García (Maradona Blues) y Fito Páez (Y dale alegría a mi corazón) le han dedicado canciones a Diego.

El cantautor español Joaquín Sabina (Dieguitos y Mafaldas) y el mexicano Manu Chao (La vida es una tómbola) también escribieron canciones para el futbolista que quedará eternamente en la memoria de aquellos que lo vieron jugar, anotar el mejor gol en la historia de los mundiales y levantar en ese 1986 la copa del mundo con la Selección Argentina, equipo al que llevaría nuevamente a una final cuatro años más tarde a pesar de tener el tobillo tan inflamado que parecía una rodilla.  

Con la selección, Maradona siempre lo dejó todo, hizo hasta lo imposible por llevar a su país a lo más alto y en esta búsqueda tuvo la ayuda del mismísimo Dios.

Era el 22 de junio de 1986, Argentina enfrentaba en cuartos de final del mundial a Inglaterra en un partido con un tinte más político que deportivo. Cuatro años antes ambos países se enfrentaron en la Guerra de las Malvinas que cobró la vida de muchos y terminó con la victoria británica en un conflicto diplomático que se extiende hasta nuestros días.

Maradona contra Inglaterra

Aquella tarde el mundo fue testigo de la consagración de tal vez el mejor jugador de toda la historia. A los 51 minutos Diego Armando Maradona anotó con su mano el primer gol para Argentina, “la mano de Dios” fue llamada y sirvió de antesala a lo que pasó solo 4 minutos después cuando Maradona, al que marcaban dos, pisó la pelota, arrancó por la derecha, no se la tocó a Burruchaga y, en la jugada de todos los tiempos, puso el segundo gol con el que Argentina pasó a semifinales.

Años más tarde, en el 2000, el cantante argentino Rodrigo compuso “La mano de Dios”, canción que narra la vida de Diego, este ser humano que nació un 30 de octubre de 1960 y que en vida supo estar en los más alto y en lo más bajo, que es su autenticidad y genialidad nos supo mostrar lo frágil que somos como personas y que tenemos que luchar siempre por nuestra vida, una lucha que él mismo tuvo que vivir durante años en los que sufrió muchos impases de salud.  

El legado eterno de D10S

Millones de seguidores, una religión, momentos de felicidad inmortalizados por sus jugadas en los argentinos e hinchas del Napoli, el respeto de sus ex compañeros y rivales, palabras de despedida por parte de los más importantes personajes del mundo del futbol y un cariño inmenso por todos los que alguna vez hemos pateado un balón es solo una parte del legado que Diego deja.

Con el paso de los días veremos más homenajes, demostraciones de afecto y seguramente serán muchas más las películas y canciones que se hagan en su nombre.

Estoy convencido de que el paso del tiempo no hará que se le olvide. En el futuro sé que todos hablarán de ti, de Maradona, un hombre pegado a una pelota de cuero, ese Barrilete Cósmico que tanta alegría le dio a los corazones de millones de hinchas de fútbol que siempre cantaremos en tu nombre: Olé, Olé, Olé, Diego, Diego.

1 Comment

  1. Paula dice:

    Muy buen escrito Salcedo, me gusto mucho su artículo 😊🙃💖

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *