El «Dies iræ», la melodía de la muerte

El triunfo de la muerte

Compuesta hace 800 años, el Dies iræ es la representación sonora de la muerte y la podemos oír tanto en música clásica como en películas de Disney.

La historia del Dies iræ

Aunque no se sabe con certeza quién fue su compositor, este canto gregoriano se le atribuye al monje franciscano Tomás de Celano que vivió desde el año 1200 hasta el 1260. Celano fue amigo y bíografo de San Francisco de Asís, figura muy importante para la religión católica.

Aunque este Dies iræ sea el más conocido, no es el único que existe. La Misa Requiem (que en español significa Descanso) es un servicio litúrgico que se hace en memoria de un difunto. Esto tiene lugar antes de su entierro o en las ceremonias posteriores para recordarlo o conmemorarlo.

Como toda misa, tiene su orden establecido y el Dies iræ se encuentra incluido. Compositores tan importantes en la historia como Mozart, Verdi y Berlioz han compuesto réquiems, todo ellos con el Dies iræ incluido.

Si bien la música cambia de compositor a compositor, la letra de Tomás de Celano se ha conservado y en ella encontramos un relato que nos habla del día del Juicio Final, aquel momento en el que solo los elegidos se salvarán y los condenados serán arrojados a las llamas eternas del infierno.

«Dies iræ, dies illa

…Solvet sæclum in favilla, Teste David cum Sibylla!” que en español traduce: “Día de la Ira, aquel día en que los siglos se reduzcan a cenizas: como testigos el rey David y la Sibila”, es la manera en la que comienza este canto, un texto apocalíptico que nos habla de ese momento descrito en la biblia en el que la vida se extinguirá.

Acompañando esta letra, la melodía del Dies iræoriginal es su principal atractivo y por lo que se ha utilizado a través de los años. Posiblemente ya la hayamos oído y espero que con los ejemplos de los que hablaré a continuación quede mucho más claro el contexto en el que se utiliza.

Partitura del Dies iræ

Sin hablar de aspectos musicales difíciles de entender, quisiera que vieran la dirección que tiene las primeras cuatro palabras. Cuando se canta el Dies iræ, dies illa, la melodía desciende con distancias muy pequeñas entre sí. Estos dos componentes (además del hecho de que estamos en una tonalidad menor) hacen que su sonoridad sea triste y refleje un poco un sentimiento de angustia. Para entender un poco más esto, recomiendo mirar el video Why this creepy Melody is in so many movies” publicado por Vox en el 2019.

El Dies iræ en las salas de concierto y en las de cine

Para familiarizarnos con esta melodía, les propongo ahora un viaje corto, pero sustancioso, en el que podrán escuchar el Dies iræ a través de los años, empezando por la música de un compositor francés del siglo XIX, pasando por una película de Stanley Kubrick, hasta la escena inicial de la película animada “El Jorobado de Notre Dame”.

Nacido en 1803, Hector Berlioz fue uno de los compositores más importantes del romanticismo francés. Tal como lo escribí al comienzo de este texto, él mismo compuso un Requiem con el Dies iræ incluido, pero también lo incluyó en su obra más importante, La Sinfonía Fantástica.

 Sinfonía Fantástica: Episodio de la vida de un artista, en cinco partes, es la obra más famosa del compositor. Su último movimiento, llamado Sueño de una noche de aquelarre, es en el que el Dies iræ es protagonista. Berlioz escogió justamente esta música ya que un aquelarre es una reunión de brujas en la que se hacen sacrificios y, en el contexto de la historia de la sinfonía, es en este momento en el que al protagonista se le aparece la amada que él mismo asesinó en busca de venganza.

A continuación, podemos escuchar a la orquesta francesa Chambre Philarmonique tocando una parte del último movimiento de la obra de Berlioz en el que suena el Dies iræ, interpretada por dos instrumentos antiguos, la Serpiente y el Figle.

Ya en el siglo XX, el cine le abre un nuevo lugar a la música. En 1946 se estrena Qué bello es vivir, película en la que en una escena su protagonista va a un puente con la intención de suicidarse arrojándose al río después de haber bebido en un bar, lugar en el que también lo habían agredido. Cuando el personaje corre al puente y contempla la posibilidad de arrojarse, se escucha la melodía del Dies iræ de fondo, asociando de inmediato el peligro que corre su vida.

Aunque este es un ejemplo de este canto gregoriano en el cine, no es el más importante ni el más evidente.

El Resplandor de Stanley Kubrick

Estrenada en 1980, The Shining es una de las películas más conocidas del director neoyorquino Stanley Kubrick en la que se cuenta la historia de una familia que debe cuidar un enorme hotel cerrado por el invierno que terminará por volver loco al padre, interpretado por Jack Nicholson, en uno de sus mejores papeles.

Esta película de terror psicológico, sin decir una sola palabra, nos deja bien claro desde su primera escena que habrá muerte y su temática será oscura. Este Spoiler se nos presenta en la música ya que acompañando los créditos iniciales, y hasta el nombre de los actores, escuchamos la melodía del Dies iræ del siglo XII.

En el 2018, Steven Spielberg dirigió Ready Player One: Comienza el juego, en la que hace homenaje a muchas de las películas de los ochentas, entre esas El Resplandor ya que en un momento sus protagonistas ingresan al Hotel Overlook, esta vez en forma de teatro, para poder encontrar algo importante para la trama, todo esto acompañado nuevamente por el tema del Dies iræ, que curiosamente es la misma versión de la Sinfonía Fantástica de Berlioz.

El Dies iræ en Disney

A diferencia de las ya mencionadas, las películas de Disney tienen un público objetivo distinto, son para niños. Esto no cambia el hecho de que el Dies iræ suene y acompañe momentos que para muchos marcaron nuestra infancia.

Cuando en el Rey León de 1994 Mufasa moría tras ser arrojado por su hermano Scar, todos quedamos con el corazón en la mano al ver a Simba llorar junto al cadáver de su padre. Inmediatamente después a esto, el villano de la película le pide a las hienas asesinar a su sobrino, momento en el que Simba empieza a escapar acompañado de la melodía del Dies iræ.

Aunque en este pequeño momento de la banda sonora compuesta por Hans Zimmer se escucha esta melodía, no es ni de lejos la referencia más grande de una película de Disney y la melodía de la muerte.

En 1996 se estrenó el Jorobado de Notre Dame, una película bastante infravalorada. Desde mi punto de vista, tiene el peor de los villanos de Disney y una banda sonora maravillosa, compuesta por el gran Alan Menken, el hombre detrás de las bandas sonoras de La Sirenita, La Bella y la Bestia, Hércules y Aladdín, entre otras.

Es justamente en la primera escena de la película basada en el libro Nuestra Señora de París de Víctor Hugo, en el que suena el Dies iræ, no solo la melodía, se dice el texto en latín en su totalidad y nos muestra la maldad que habita en el juez Claude Frollo, el verdadero monstruo de esta historia.

1 Comment

  1. André Papillon dice:

    On retrouve la mélodie dans une chanson folklorique française : J’ai vu le loup, le renard, le lièvre :
    https://open.spotify.com/track/2gGDktNzjhv6k9dllwyhq6?si=eY2hT6LbRBe9P6jcNIo2jA

    Rachmaninov : Rhapsodie sur un thème de Paganini, op. 43 : 7e variation
    https://open.spotify.com/track/3kvlcmxTR7Nh4ErBqpcm2M?si=x7CSQslRSBWmRkJcLgDLMw

    Certains croient que l’Intermezzo, op. 119 no 6 de Brahms débute par une citation du Dies Irae. Était-ce délibéré ? On ne le saura jamais…
    https://open.spotify.com/track/4Tf3XXIwC4J3jGrzxlhKr9?si=NGId4o5aSgWVKufwm889iQ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *