Jacob Collier: El futuro de la música

Jacob Collier

Con 25 años, Jacob Collier es un británico que está cambiando totalmente la manera de hacer música con sus propuestas revolucionarias en cada una de sus nuevas creaciones.

Él se hace llamar a sí mismo un Autodidacta

Nacido en Londres, Jacob tiene dos hermanas y fue criado únicamente por su mamá, Susan Collier. Ella es violinista, directora y profesora en el Royal Academy of Music’s Junior Academy. Su abuelo, Derek Collier, fue un violinista muy importante en Inglaterra llegando a tocar con orquestas por todo el mundo.

Los estudios musicales de Jacob Collier comenzaron en The Purcell School for Young Musicians. Años después estaría muy poco tiempo en la Royal Academy of Music estudiando Piano Jazz, pero no terminaría sus estudios.

Se considera un autodidacta porque lo que ha aprendido de la música lo ha hecho por su cuenta estudiando a aquellos músicos a los que más admira siendo uno de ellos el compositor, director de orquesta y pianista británico del siglo XIX Benjamin Britten quien ha sido una gran inspiración para la obra de Collier.

Youtube fue el lugar en el que Jacob se empezó a dar a conocer. Desde el 2011 ha subido allí los videos de sus obras que en un principio fueron en su mayoría arreglos corales en los que Collier modificaba una obra que ya existía y la convertía a su propio estilo, convirtiéndola en música armónicamente muy elaborada en la que demostraba desde aquel momento su versatilidad como arreglista y cantante ya que su registro de voz va desde notas muy graves hasta llegar a notas tradicionalmente cantadas por voces femeninas sin problema alguno.

La búsqueda por hacer música distinta a la que ya existe

En la historia han existido grandes músicos que han cambiado por completo la música con su genialidad. Desde Bach en el Barroco, pasando por Mozart en el clasicismo, Beethoven quien es considerado como el primer romántico, hasta llegar a elementos tan modernos como el dodecafonismo y el serialismo de Arnold Schönberg, en la actualidad Jacob Collier está revolucionando nuevamente la manera de hacer música y con el valor agregado de que lo está haciendo no con la música llamada “académica” sino con la música popular.

Cuando escuchamos alguna canción podemos relacionarla con algún género o estilo. Dependiendo de cómo suene puede ser una salsa, un rock, un jazz o un reguetón.

Al escuchar a Jacob Collier esta tarea se vuelve algo mucho más complicado porque en lo que oímos podremos encontrar elementos de muchos estilos y géneros que hacen de estas audiciones experiencias totalmente únicas desde muchos puntos de vista.

Todos sus proyectos son muy personales y lo digo así porque de verdad él, en la mayoría de lo que hace, es el único responsable de lo que estamos mirando y escuchando. Encasillarlo en un género o estilo es casi tan difícil como poder definirlo a él como músico ya que canta, toca múltiples instrumentos (de verdad demasiados), compone su propia música, sus arreglos, y si algo más faltaba, él es quien se encarga de producir sus propias canciones convirtiéndolo en un artista que no depende de nadie más para lograr lo que quiere.

Jacob Collier mezclando su canción «Moon River» con la que ganó su más reciente Grammy.

Jacob Collier: El músico perfecto

Utilizar la palabra perfección para referirse a alguien siempre me ha parecido muy exagerado ya que considero que es un imposible lograr ser tan bueno en algo que puedas ser llamado de tal manera, pero musicalmente hablando hay que hacer una excepción a toda regla con Jacob Collier.

El concepto de músico está muy desvirtuado actualmente, tanto así que a cualquier que cante o toque algún instrumento se le llama así y, si bien no voy a entrar en discusiones con este apelativo, siento que para llamar a una persona “músico” se deben cumplir con muchos requisitos, de lo contrario es mejor decirles cantantes, instrumentistas, compositores o directores a aquellos que se especializan solo en una de estas áreas de la música.

Como lo escribí antes, con Jacob hay que hacer una excepción ya que él lo hace absolutamente todo en la música, logra creaciones increíbles en las que aplica todos los conocimientos tanto teóricos como prácticos que son tan avanzados que le permiten ir incluso más allá de lo que tradicionalmente se ha hecho.

Uno de los aspectos que más me llama la atención de sus obras es que las notas musicales que se han venido usando desde hace siglos no son suficientes para él por lo que ha incluido un elemento muy poco utilizado en la música occidental como lo es el microtonalismo.

Jacob Collier

El Microtonalismo como recurso expresivo

En una masterclass que Jacob Collier dio en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, en 2017 explica el por qué no se limita solo a los 12 semitonos que componen la escala completa, él utiliza distancias más cortas entre las notas para darle más expresividad a lo que hace, este recurso se llama Microtonalismo.

Escalas Cromática y Microtonal

Para no profundizar mucho en un tema que es bastante complejo, lo que logra Jacob Collier con el microtonalismo es modificar de una manera muy pequeña la afinación en sus canciones que para él significan hacerlas más oscuras (si la afinación es un poco más baja) o más brillantes (si se sube la afinación).

Un ejemplo de esto lo podemos observar en el arreglo que hizo de la canción “In The Bleak Midwinter” en la que cambia la afinación de algunas notas en algunas partes. En la magistral transcripción que hizo June Lee de este arreglo se puede ver con detalle en qué momentos se presentan estos cambios, siendo la última sección la más impresionante de todas ya que sube la afinación por completo un cuarto de tono, un cambio atípico en la música occidental que demuestra la versatilidad y genialidad de este músico excepcional que es Jacob Collier.

Si hace esto con 25 años, con qué nos sorprenderá Jacob Collier después

4 premios Grammy, 3 discos (In My Room, Djesse Vol. 1, Djesse Vol. 2) y una carrera increíble por delante es lo que le espera a este músico británico que ha llegado para cambiar la música para siempre.

Un aspecto muy importante de su trabajo es la humildad con la que lo hace. No solo vemos esto en sus sesiones en vivo sino también en su forma de ser en sus redes sociales. Si buscan entrevistas que le han hecho se darán cuenta de lo amable y sencillo que es respondiendo a todas las preguntas sobre su música siendo tan increíbles con sus explicaciones como lo es en sus canciones.

Pareciera que su creatividad es interminable y ojalá así sea porque con solo 25 años, escucharemos sobre Jacob Collier durante muchos años más.

1 Comment

  1. Jairo Alfonso Salcedo dice:

    Genial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *