Z-Cars: el llamado a la guerra del Everton

Everton, Goodison Park

Desde 1962 suena la canción «Z-Cars» previo a cada juego del Everton Football Club en casa. Una canción que se ha vuelto un himno y hace que los partidos no sean simplemente eso, hace que se conviertan en una guerra.

La historia detrás de la canción que es el himno del Everton

“Theme From Z-Cars” es el nombre completo de una canción que fue compuesta por el músico, periodista y humorista húngaro Fritz Spiegl que trabajó gran parte de su vida en Inglaterra.

Basada en la tradicional canción folk “Jhonny Todd” compuesta a finales del siglo XIX, “Z-Cars” fue el tema principal de la serie de televisión británica que llevaba el mismo nombre que comenzó su emisión en el año 1962, siendo muy exitosa a largo de los 16 años que estuvo al aire con un total de 801 episodios.

Z Cars, programa de televisión

Desde ese mismo año esta canción empieza su relación, hasta hoy interminable, con el Everton Football Club de la ciudad de Liverpool en Inglaterra.

Los invito a leer también lo que he escrito sobre el himno del Liverpool, el otro equipo de la ciudad inglesa.

¿Por qué esta canción? ¿Qué significa para el Everton?

Son muchas las teorías que hablan del por qué de la elección de “Z-Cars” para la salida a la cancha de los jugadores del Everton y aunque en la ciudad de Liverpool se han hecho muchas investigaciones al respecto, no hay información clara. La adaptación de esta canción como himno aún sigue siendo algo muy enigmático tal como lo cuenta este artículo del Liverpool Echo, uno de los diarios más importantes de esta ciudad.

Lo que sí es importante destacar es que en la temporada 1962/1963 el Everton terminó coronándose como campeón de aquella liga lo que hizo que se tomara de muy buena manera la incorporación de esta canción ya que, trajo buena suerte.

Everton campeón 1962/1963
Foto del equipo campeón del la temporada 1962/1963 tomada de la página del Everton FC

En los ya casi 60 años desde que sonó por primera vez en Goodison Park (estadio del Everton) cabe mencionar que no ha sonado en todos y cada uno de los partidos. Ha habido algunas etapas en las que simplemente no hay música previa o, como en 2005 por April´s Fool (festividad muy propia de Inglaterra), se dijo que no iba a sonar más “Z-Cars” y en su lugar se utilizó el poema sinfónico “Así Habló Zaratustra” del compositor alemán Richard Strauss que está basado en el libro homónimo de Friedrich Nietzsche e hizo parte de la banda sonora de la aclamada película del director estadounidense Stanley Kubrick estrenada en 1968, 2001: Odisea en el espacio.

2001: Odisea en el espacio
Imagen de la película de Stanley Kubrick

Dos juegos después esta broma pararía y nuevamente “Z-Cars” tomaría su lugar de privilegio en el templo de los Toffees, nombre con el que se le llama a los hinchas del Everton.

Desde este 2019, antes de que suene Z-Cars hay un sonido muy particular e importante

El nombre de Tony Bellew tal vez no sea muy popular para muchas personas pero él es un boxeador británico nacido en el mismo barrio donde se ubica el estadio del Everton, Merseyside. Ha sido campeón mundial en múltiples ocasiones y, lo que es lo realmente significativo para este texto, es que es hincha del Everton y antes de sus peleas usa la canción de “Z-Cars” para realizar su entrada.

Tony Bellew con la camisa del Everton
Tony Bellew con la camisa del Everton

La versión que este boxeador utiliza es un poco distinta a la tradicional. Antes de que empiece la música compuesta por Fritz Spiegl suenan unas sirenas, que sirven como un llamado que emociona a quienes la escuchan y es justamente este sonido, más la canción como tal, las razónes por la qué escribí en el título que se trata de un llamado a la guerra.

¿Se han visto la película Corazón Valiente?

En 1995, Mel Gibson dirigió y protagonizó la película Braveheart o Corazón Valiente, nombre con el que se le conoce en Latinoamérica. Este filme histórico-dramático está basado en la vida del soldado escocés William Wallace que luchó en la primera guerra de independencia de este país ya hace un tiempo, a finales del siglo XIII y comienzos del XIV.

Pensemos por un momento que estamos en este tiempo y que debemos luchar en una guerra, ¿De qué manera se motiva a un ejército a avanzar y salir a vencer? Pues bueno, en esta época existía algo llamado Cuerno de Guerra. Este instrumento hecho de un cuerno animal hueco con una boquilla se utilizaba para convocar a las personas y llamarlas a la lucha debido a su sonido fuerte y estridente.

Cuerno de guerra

Goodison Park, el campo de batalla de una guerra futbolística

En pleno siglo XXI los adelantos tecnológicos nos brindan alternativas más llamativas que un cuerno y en el caso de la canción con la que sale a la cancha el Everton, a este sonido lo remplazan las sirenas utilizadas por el boxeador Tony Bellew.

Con este sonido cada partido deja de ser simplemente esto y adquiere un significado más trascendental, es una invitación a la guerra. Jugadores e hinchas se motivan con este sonido previo a cada juego que le da más fuerza a la salida del equipo y que desde este 2019 se ha incorporado a todos los partidos en Goodison Park, la casa del equipo de Merseyside.

Marchar, otro aspecto fundamental de las guerras de antaño

Son muchas las películas en las que se ve a un ejército enorme bien organizado que se mueve en perfecto orden al sonido de tambores que van marcando el paso de los soldados que van a la guerra.

Este es otro ingrediente que tiene la canción de “Z-Cars”. Comienza con un redoblante que va marcando el ritmo y acompaña a un Piccolo, un instrumento de viento de la familia de la Flauta Traversa que por su sonido fuerte y estridente también se asocia a la milicia.

Tras una introducción la canción muestra un tono juguetón y alegre que hace perder un poco el carácter guerrero del que vengo hablando, pero al fin y al cabo no es una guerra como tal, es un partido de fútbol, es un espectáculo para el disfrute de quienes van a verlo.

Los sonidos de las guitarras en la canción sirven para alivianar un poco la tensión que nos propone la canción desde su inicio con el sonido de las sirenas y que, con los equipos ya en cancha, crea una perfecta antesala para los juegos.

Una tradición que se espera siga durante muchos años en el Everton y que se mantedrá en el que será su nuevo estadio

El Everton está en proceso de construir su nuevo estadio, este equipo fundado en 1878, siendo unos de los más antiguos de la historia, ha tenido en Goodison Park su casa desde 1892, año de apertura de este estadio.

El nuevo templo de los Toffees se ubicará en un sector más portuario de la ciudad en un proyecto muy ambicioso que se espera esté terminado para el año 2023.

A pesar del cambio de hogar, el Everton espera seguir cultivando la tradición que tienen como el gran club inglés que es manteniendo sus valores y conservando a “Z-Cars” como el himno, ahora acompañado con estas sirenas, que sonará siempre antes de sus partidos en casa en los que sus aficionados estarán siempre presentes apoyando y esperando ansiosos a que regresen los años de gloria deportiva de los que no han podido disfrutar en este siglo.

No siendo más, los invito a escuchar desde las mismas gradas de Goodison Park cómo suena «Z-Cars» y lo que genera en todos los Toffees del Everton.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *